domingo, 10 de abril de 2016

CUEVA

Las nubes decidieron no salir hoy,
dejando completamente libre el cielo, el cual ardía,
junto a la tierra por la furia del sol,
preciosa mañana de verano.

Y tras la elegante cascada una cueva ocultaba el escalofrío del invierno en una pizca de vida, poseída por el espanto y la incomprensión de lo que bailaba y cantaba
pasada la salida
de aquel refugio.