"¿DE VERDAD ALGUIEN TE AGUANTA?"

"¿De verdad alguien te aguanta?"

En ese momento tu corazón dejó de latir
durante a penas un segundo.
Sequedad en la garganta que impedía el paso de la saliva.
Y la quemazón en la cara, como si te acabasen de dar la hostia que te dejará marca para el resto de tu vida.
Sólo encontraste refugio en tus zapatos.

Ahora te da miedo abrir la boca,
tienes pánico a que te miren como si de ser un bicho se tratase.
Pides perdón constantemente y no miras a los ojos con firmeza,
por si vuelven a pisarte.

Y yo;
yo podría sostener tu mirada durante más de mil horas,
escucharte hablar de ti más de dos mil,
y cuidar de cada rincón de tu ser eternamente.

Incluso llegarás a cruzarte con quien no pueda sujetar toda tu luz,
tu grandeza y la paz de tu presencia,
básicamente porque no saben sujetarse a ellos mismos.

¿De verdad sigues pensando que nadie querría aguantarte?

Entradas populares de este blog

VERANO.

ROMA

A mi pequeño cielo estrellado 🌌