Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

*REFLEXIÓN. 1*

Cuántas veces habré estado en esa especie de bucle mental agotador y aparentemente interminable, en el que todo lo que ignoro en la cotidianidad se me viene encima; algo así como la inspiración, inesperada.
Es apasionante, por la cantidad de emociones que produce pensar en el cúmulo de cosas que he vivido, sufrido, sentido o que me quedan por experimentar; pero a la vez me paraliza imaginar la cantidad de tiempo que habré malgastado, los cambios bruscos que he vivido o incluso mirarme a mí misma y no ver quien era hace unos años. 
El futuro me atrae, mucha gente siente terror hacia él; generalmente viene del miedo a lo desconocido e incontrolable. Me atrae porque me asusta, ese sentimiento místico me fascina, nunca sabes lo que va a ocurrir y ¿qué otra cosa sino el miedo, nos va a dar ese toque de sal a la vida?
Otra de las cosas en las que suelo pensar es en el tiempo; fugaz, escurridizo y valioso como nada. Nos arrastra a una velocidad bestial, sacudiéndonos como si fuese un huracá…

CAMINANTE EN EL CAMINO

No hace mucho que emprendí este viaje. 
Llevo poco tiempo descubriendo mi senda, pero el suficiente como para reconocer algunas piedras del camino que ya me encontré en mis pasados pasos. A veces dos trayectos, y con ellos, sus caminantes, se cruzan. Hay quien parece que va a acompañarte durante todo tu viaje, a quien prestas ayuda y con quien compartes historias del trayecto, pero que finalmente, decide seguir andando alejado de tus pies.
Raramente alguien decide permanecer a tu lado hasta el fin; en ese caso recomiendo protegerle de todo mal u obstáculo, puesto que él hará lo mismo contigo. Cualquiera te dirá que disfrutes del sendero, que seas tú mismo, que goces de cada paso y que nada merece más importancia que tus pisadas, únicamente las tuyas.
Pero dime, viajante: ¿Alguna vez te has encontrado con dos posibles caminos?  Será decisión tuya y de nadie más elegir, o más bien eliminar, uno de tus posibles finales. Uno de ellos te obliga a ser tal y como eres, a creer en lo que creas y a …

COSQUILLAS

¡Qué divertidas me resultan las cosquillas de su boca!La risa y la alegría, me poseen cuando me toca.Y qué bonito es ahora el cielo que antes negro y ahora brilla. ¡Qué boca tan graciosa! ¡Qué cosquillas me provoca!

FUGAZ

-"Últimamente estás preciosa".-le susurró a la noche, acomodado sobre el césped y con los ojos repletos de estrellas.  Pensaba en nada y disfrutaba del cielo ¡con qué poca frecuencia alguien hace lo que él!
-"El día que no puedan adorarte, todos te extrañarán, o tal vez no; nadie extraña lo que no conoce".-confesó al firmamento, soltando, seguidamente, un tierno suspiro al aire.
Sentía toda la intimidad del mundo entre la luna y sus pensamientos, despreocupado del mañana y totalmente centrado en admirar lo que siempre ha estado con nosotros, el inmenso universo, rebosante de misterios y testigo de toda verdad.
-"El silencio y tú, ¡qué bonita combinación! si pudiese vivir atado a vosotros, tendríais el más fiel seguidor, por toda vuestra pura belleza y verdadera paz, sin falsedad, egoísmo, tiranía, maldad, hipocresía y una eterna lista de puntos rojos sobrantes en la existencia, que por desgracia perduran y lo seguirán haciendo."
Pensó que ésa era la sens…

OLVIDADO PASADO

Qué rápido olvidan los días vividos,
la felicidad de los mágicos y los nervios en los nublados.Qué fugaces parecen ahora las horas pasadas y qué lejos me veo de ellas,
cuán deprisa borran, ellos, las promesas y lo cuidado, en su tiempo, como el tesoro de nuestros infantiles días. Y ahora, como si nada hubiese sucedido, la vida sigue y con ella los demás,
con sus alejados recuerdos y sus nuevas preocupaciones.

EL PRADO

Una pequeña abeja se posó suavemente en la punta rosada y fría de su nariz,
una dulce sonrisa brotó de su boca y la abeja voló con calma.Quizás la llegó a confundir con la flor más bonita del prado, no sería de extrañar; puesto que era la más hermosa y radiante, entre todas las amapolas y tulipanes.Su piel era rosada y brillante, en ella, su pequeña boca roja y aquellos enormes ojos primavera.Cabello fantasía y recogido para dejar ver esa perfecta mandíbula, creada por los ángeles y depositada en aquella bonita joven.Cantaba dulcemente a las perdices y ellas le devolvían la melodía, bebía de las puras aguas del río que acogía a preciosas criaturas acuáticas, y reía, tranquila y segura, rebosante de felicidad.En aquel lugar de ensueño rodeado de paz y bondad ¡cuántos desearían estar!
Pero no más que un sueño fue, de una pobre niña que pedía calma y mientras miraba el prado en su bola de cristal, lloraba desconsolada.

MI LUNA

Imagen
Conozco cada rincón de la luna y sólo yo he visto su lado oscuro.Cada día la pienso y envidio a las estrellas por lo cerca que están de su luz.Recorrer sus cráteres y lugares jamás explorados por nadie y tan familiares para mí.Cuando se llena admiro su grandeza,
Cuando se esconde tras sus nubes la lloro,
Y cuando nos eclipsamos ningún ojo puede contemplar la belleza que nuestros cuerpos crean en esas afortunadas y enamoradas noches.

CALLEJÓN SIN SALIDA

Sin salida
Estancada entre mi culpa y remordimiento acumulados.
Crece y se apodera de mí
el pánico cuando me azota
la consciencia del pecado.
Ya sea por temor a la pérdida
o por dañar con daño
a quien me quiere y que yo amo.
Cobarde en mi cajón entre el infierno y el cielo acuchillado.
Ingenua por huir de la verdad
o ilusa por quedarme en la mentira.
Sin salida de mí misma y de la farsa que mi corazón
carga,
apunta
y dispara
contra mi vida.

BESOS

Y besarte;
besarte para quererte en un beso más,
y que me beses;
que me beses para robarme el corazón
que enamorado me dejaste cuando me besaste la primera vez.

NOCHE DE PRIMAVERA

Me haría la noche más cálida tenerte a mi lado y hacer brillar a la luna,
que bajo su luz de ambiente mágico saques de mí lo que de nadie más.
Y reír; en silencio,
como dos amantes; a escondidas,
que se quieren y se conceden
un baile entre las sábanas de primavera.

VACÍO

Las 21:00 y sin a penas luz por la ventana,
abierta de par en par, cediéndole el paso a la fría brisa de a saber qué estación.La lejanía que me trasmiten los muebles que componen la habitación, perfectamente colocados para rellenar el vacío que,
aunque invisible,
siempre ha estado presente en una de las esquinas de este paralizado cuarto,
donde no pasan las horas,
donde el viento corta mis labios y me recuerda que,
por más que llene e intente darle forma, el vacío de mi alma no tendrá fin.

CUEVA

Las nubes decidieron no salir hoy,
dejando completamente libre el cielo, el cual ardía,
junto a la tierra por la furia del sol,
preciosa mañana de verano.Y tras la elegante cascada una cueva ocultaba el escalofrío del invierno en una pizca de vida, poseída por el espanto y la incomprensión de lo que bailaba y cantaba
pasada la salida
de aquel refugio.