OLVIDADO PASADO

Qué rápido olvidan los días vividos,
la felicidad de los mágicos y los nervios en los nublados.

Qué fugaces parecen ahora las horas pasadas y qué lejos me veo de ellas,
cuán deprisa borran, ellos, las promesas y lo cuidado, en su tiempo, como el tesoro de nuestros infantiles días.

Y ahora, como si nada hubiese sucedido, la vida sigue y con ella los demás,
con sus alejados recuerdos y sus nuevas preocupaciones.

Entradas populares de este blog

VERANO.

ROMA

A mi pequeño cielo estrellado 🌌