sábado, 8 de julio de 2017

DESNUDEZ

Romper es lo único que debe hacerte. Recorrerte desde los pies hasta las lágrimas y llevarte hasta el éxtasis con sus vibraciones.
Poner de punta hasta al caparazón más duro que tengas.
Tocar a tu puerta y acabar haciéndola polvo, revolverte el aire y hacerte nacer mariposas que arden.
Te acabará desintegrado la piel, dejándote más desnudo que nunca.
Te sacude y te empuja, te abre los ojos y la verdad.
"Conócete", te dirá y te obligará.
Te cambia, te despierta, te salva.
Te dará todo lo que necesitas y lo encerrará en ti.
Mira que bello es aquello que duele, que llora, o que ríe, lo que resuena en tus oidos, lo que susurran sus palabras, lo que te canta al corazón y te despierta las entrañas.
Te da de bruces contra ti mismo y te hace verte en el espejo empapado de lo que llevas dentro.
Calma, enerva, irrita, entristece o reconforta, lo que te eriza, lo que te muestran; las simples notas de una cruda melodía.