miércoles, 23 de marzo de 2016

TORMENTA

Rompe el cielo y cae la luz,
se abre paso entre las nubes, entre los truenos,
el escandaloso silencio que la lluvia deja tras de sí.

La calma inquieta de los charcos,
el sufrir de los árboles;
de las hojas al ser arrancadas de sus ramas.

Sólo los pequeños recovecos de algún lugar oculto
sirven de refugio para las almas errantes y abatidas
por la fuerte tormenta que sus corazones cargan.