BÚSQUEDA

A día de hoy todavía seguía buscándola.
Sabía que la había dejado en algún lugar,
donde su memoria no lograba alcanzar.
Lleva tanto tiempo en su búsqueda que
le es imposible recordar en qué momento la dejó ir.

Puede que algún día se encuentren,
nadie sabe si volverían a separarse;
o quizás muera sin ella.

Y es que la felicidad es una amante de los viajes de ida
y un misterio sin respuesta certera en los de vuelta.

Entradas populares de este blog

VERANO.

ROMA

A mi pequeño cielo estrellado 🌌