ROMA

Amor;
Amor sepultado, inmóvil y frío
Pese a rozar el cielo de tus Dioses, a vibrar con cada sufrido grito en tu inerte aire, y a arder en mi corazón.

Amor, en tu cuerpo hecho trizas, esparcido por doquier;
Bellos trozos, cargados de recuerdos.
Tanto, que si los acaricias, podrías sentir el fruir de la sangre y el sufrir de sus dueños, eternamente durmientes e inmortales.

Amor, mi nuevo aunque antiguo amor;
Veo fuerza en tu recuerdo, belleza y arte en todo tu ser, sentimiento en los pasos, aún resonantes, de las almas errantes.
Veo luz en tu oscura realidad, grandeza y furia en cada una de tus sobrevivientes partes, alzadas y valientes, se niegan a caer.
Oigo el agua de tu río, no calla, llora y se desahoga; se reflejan en él aún las gaviotas de ése tiempo, volarán eternamente.
Veo inquieta y ardiente vida en tu muerte.

Amor;
Veo amor en ti.
En tus calles,
En tu cielo,
En toda tú, mi amada Roma.

Entradas populares de este blog

VERANO.

A mi pequeño cielo estrellado 🌌