martes, 5 de julio de 2016

FUEGO Y AMOR

Todo empieza con un sencillo "¡Clic!" que sólo tú eres capaz de percibir cuando le ves, este sonidito proviene de tu corazón, el cual te está dando una señal; dice que le gusta. Este clic, puede darse tanto viendo a dicha persona como, tan solo, hablando a través de un dispositivo móvil. ¡¿No es increíble?!

Tras ésto tienes varias opciones; puedes declararle tus sentimientos a dicha persona o esperar a que ella lo haga, a no ser que no haya percibido su "clic", pero como hablamos de amor, pongamos que sí, os gustáis, y el fuego ha prendido su llama.

Ahora viene la parte divertida; vivir nuevas experiencias y conocer a esta persona en profundidad, superar obstáculos y haceros felices mutuamente. Esto puede acabar en días, meses... o tal vez, no acabe, ¡Sería fantástico!

Cuando acaba, significa que el sentimiento que había era pura pasión,  fuego; el fuego puede apagarse si no tiene sustento y nadie le aviva; de ésto se encarga el amor.

Amor; ¡Ay, amor ! Qué bonito es conocerte... y que seas cuidado por dos amados enamorados de ti y de ellos. Pocos son conocedores de tu existencia, los hay que te critican por haberlos tratado mal, pero no temas, amor, pues no eres tú quien los traiciona, es su falsa creencia de que con ellos ibas tú, ¡Y no! El fuego, era él, quien dejó en cenizas a esos pobres, pero la culpa no es de éste, pues él solo no puede vivir, necesita a su amado amor, porque, para que entre dos corazones haya eternidad, el amor y el fuego deben ir de la mano.